Las 5 Maneras Para Mejorar la Salud de su Sistema Inmunológico y Mantenerse Libre de Gripe

Si desea unirse al grupo de “personas” que raramente se enferman, comience siguiendo las estrategias que se enlistan a continuación. Esta no es una lista exhaustiva, pero le dará una idea general de cómo vivir de manera saludable y así evitar enfermarse. Otros factores, como dormir bien y evitar la exposición a toxinas ambientales, son también factores importantes, pero si usted está buscando unos “secretos” simples para empezar hoy mismo…comience con lo siguiente…

Optimice su Vitamina D

Esto se lleva la posición número uno por una razón: si usted tiene deficiencia de vitamina D, que es el caso de muchas personas, su sistema inmunológico no podrá activarse y no hará su trabajo. Sólo un ejemplo de un gen muy importante que es regulado por la vitamina D es la capacidad para combatir las infecciones, incluyendo la gripe. Produce más de 200 péptidos antimicrobianos, de los cuales la más importante es la catelicidina, un antibiótico de amplio espectro natural.

Al menos cinco estudios muestran una relación inversa entre los niveles bajos de vitamina D y las infecciones del tracto respiratorio. Es decir, mientras más altos sean sus niveles de vitamina D, menor será el riesgo de contraer resfriados, gripe y otras enfermedades respiratorias.

La mejor manera de aumentar los niveles de vitamina D es la exposición solar, sin embargo eso se le dificulta a la mayoría de las personas durante el otoño e invierno, por lo que la segunda mejor opción es utilizar una cama de bronceado segura. Ninguno de estos métodos requiere análisis sanguíneos, siempre y cuando este obteniendo la exposición suficiente para broncearse. La última posición en las recomendaciones para aumentar los niveles de vitamina D es por vía oral, lo que requiere de análisis sanguíneos para confirmar que sus niveles sean los correctos. La mayoría de los adultos requiere de 8,000 unidades para alcanzar los niveles terapéuticos y algunos otros adultos necesitan más. A pesar de que podría sonar demasiado alto para algunos, recuerde que puede obtener hasta 20,000 unidades a través de exposición solar o por las camas de bronceado.
Optimice sus Niveles de Insulina y Leptina, Evitando Azúcar y Fructosa

Comer azúcar, fructosa y granos aumentará sus niveles de insulina, lo que es una de las maneras más rápidas de enfermarse, así como de experimentar envejecimiento prematuro. La leptina es otra hormona importante relacionada con enfermedades y el proceso de envejecimiento.

Al igual que su niveles de insulina, si sus niveles de leptina se elevan, los sistemas de sus cuerpo desarrollarán resistencia a esta hormona, lo que causará estragos en su cuerpo.

Mi plan de nutrición, basado en alimentos enteros naturales, es el primer paso para optimizar sus niveles de insulina y leptina, así como incrementar de las probabilidades de vivir más tiempo y llevar una vida más sana. Lo más importante de mi programa es la eliminación o al menos, la disminución drástica de la fructosa, los granos y el azúcar de su dieta, lo cual también es importante para la prevención de la gripe ya que el azúcar disminuye el funcionamiento de su sistema inmunológico.
Ejercicio

Si usted se ejercita regularmente, y sus niveles de vitamina D son óptimos, la probabilidad de contraer gripa o cualquier enfermedad viral disminuye dramáticamente y muchos estudios lo han demostrado claramente.

En uno de estos estudios, se demostró que mantenerse activos reduce el riesgo de tener un resfriado en un 50 por ciento, así como la reducción de la severidad de los síntomas en un 31 por ciento entre las persona que si contrajeron un resfriado. Los investigadores notaron que cada sesión de ejercicios podría llevar a mejorar la circulación de las células del sistema inmunológico que podrían ayudar a prevenir el virus.

Es un hecho conocido que el ejercicio mejora la circulación de las células del sistema inmunológico en su sangre. El trabajo de estas células es neutralizar los patógenos a través de su cuerpo. Mientras mejor sea la circulación de estas células, más eficiente será su sistema inmunológico para localizar y defenderse de los virus y enfermedades que tratan de atacar su cuerpo.

Dado a que se ha demostrado en diferentes ocasiones los beneficios del sistema inmunológico a largo plazo, es crucial tratarlo como un medicamento que debe ser prescrito apropiadamente, monitoreado y ser mantenido para que se pueda disfrutar al máximo de sus múltiples beneficios. En esencia, es necesario tener una rutina variada, que incluya ejercicios de alta intensidad con intervalos como el de PeakFitness.
Comer Suficientes Alimentos Crudos

Uno de los aspectos más importantes de una dieta saludable y que con frecuencia se pasa por alto, es el hecho de comer alimentos crudos, en su estado natural.

Desafortunadamente, como quizá ya sepa, más del 90 por ciento de los alimentos que compran los estadounidenses son alimentos procesados. Ya que usted consume este tipo de alimentos desnaturalizados y alterados químicamente, no es una sorpresa que tengamos una epidemia crónica y enfermedades degenerativas, sin mencionar muchos otros casos de resfriados y gripe.

Lo ideal es que coma alimentos sin procesar tanto como le sea posible, por lo general alimentos biodinámicos orgánicos que han sido cultivados localmente, y por lo tanto son de temporada. Pero incluso cuando usted elige los mejores alimentos disponibles usted puede destruir la mayoría de las propiedades nutricionales al cocinarlos. Creo que lo más inteligente es tratar de obtener tantos alimentos crudos dentro de su dieta como le sea posible.

Personalmente, yo trato de comer cerca del 80 por ciento de mis alimentos crudos, incluyendo los huevos y la carne orgánica.
Aprenda Cómo Enfrentar el Estrés Eficazmente

El estrés influye mucho en el funcionamiento del sistema inmunológico, razón por la que probablemente ha notado que tiene mayor posibilidad de contraer un resfriado o gripe cuando se encuentra bajo mucho estrés. Esto es cierto tanto en los episodios de estrés agudo, por ejemplo cuando está preparando un gran proyecto para el trabajo, problemas en su relación o depresión. Ambos deterioraran su sistema inmunológico y lo dejaran más susceptible ante agentes infecciosos.

Y, en caso de que se enferme, el estrés emocional puede hacer que los síntomas de su enfermedad empeoren. Por lo que debe asegurarse de tomarse el tiempo para eliminar el estrés y relajarse utilizando técnicas para manejar el estrés como el ejercicio, la meditación, masajes y apoyo social.

Siguiendo estas estrategias se ayudará a optimizar tanto su salud, como su sistema inmunológico y al hacer esto disminuirá el riesgo de padecer gripe y otras enfermedades infecciosas.

Su Estilo de Vida es Uno de los Mayores Indicadores Para Saber Si Usted Contraerá Gripe o No

Usted puede reducir dramáticamente el riesgo de contraer un resfriado u otra enfermedad al modificar sus hábitos de estilo de vida. Yo no he faltado al trabajo a causa de alguna enfermedad en más de 30 años, por lo que hablo por mi propia experiencia. También he visto a mis amigos que están al pendiente de su salud, así como a otros colegas el disfrutar de beneficios similares. Esto claramente no se debe a que nosotros nunca hemos estado expuestos al virus de la gripe…sino que es el resultado directo de un estilo de vida saludable.

Me gusta utilizar la analogía de enfermedad y oscuridad al igual que la de salud y luz. Si usted enciende una luz en un cuarto oscuro entonces el cuarto ya no estará oscuro. Simplemente, la oscuridad y la luz no pueden coexistir. Del mismo modo, si usted está sano puede estar expuesto a múltiples agentes infecciosos y simplemente NO se enfermará.

Al igual que la luz y la oscuridad, es muy difícil, si no imposible en la mayoría de los casos, que un sistema inmunológico fuerte y una enfermedad infecciosa vayan de la mano. Es el estado de su sistema inmunológico –no la bacteria o el virus en sí- el que determina si usted se enfermará o no, incluso si entra en contacto con el germen.

¿Cuándo Se Deben Utilizar las Vacunas Contra la Gripe?

Si un sistema inmunológico saludable es capaz de mantenerlo lejos de la gripe año tras año, entonces ¿es necesario que se vacune contra la gripe? La elección es suya, pero tenga en mente estos cuatro factores importantes:

Todas las vacunas son inmunosupresoras- es decir, suprimen el sistema inmunológico, que podría no regresar a la normalidad hasta después de semanas o meses. Esto podría aumentar el riesgo de contraer gripe u otra enfermedad infecciosa.
Las vacunas contra la gripe son poco eficaces y siguen dando los mismos resultados estudio tras estudio, cuando se trata de tener un impacto mesurable en lo que más importa, que es reducir enfermedades y mortalidades a causa de la gripe.

Después de grandes campañas de vacunación contra la gripe en la historia de Canadá, un estudio dirigido a los canadienses (a través de Cochrane Collaboration, una red internacional de investigadores muy prestigiados que analizan la evidencia científica, incluyendo la metodología utilizada en las pruebas clínicas) concluyó que la vacunación a los trabajadores de asilos de ancianos no tenía ningún efecto confirmado en los casos de influenza.
De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, sólo cerca del 20 por ciento de las enfermedades similares a la gripe son realmente causadas por la influenza tipo A o B. El otro 80 por ciento son causadas por más de 200 enfermedades que pueden hacerlo sentir muy enfermo- como el virus sincitial respiratorio, bocavirus, coronavirus y rinovirus, por mencionar algunos. La vacuna contra la gripe prácticamente no hará nada para prevenir esos virus que causan el 80 por ciento de los síntomas como los de la gripe. Lo único que puede evitarlo es un sistema inmunológico saludable.
Si usted contrae influenza pero tiene un sistema inmunológico saludable, entonces probablemente se recuperará rápidamente y sin complicaciones graves, de igual manera obtendrá una inmunidad natural contra la cepa de la gripe y de otras enfermedades similares.

Debido a que las vacunas pasan su defensa natural principal (su sistema inmunológico lgA), no son 100 por ciento de seguras ya que sólo proveen una protección temporal, por lo general una inmunidad inferior en comparación a la que su cuerpo recibiría de manera natural al contraer y recuperarse de una enfermedad.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *